martes, 27 de abril de 2010

Carta a un amigo

Estimado Sandocán en Bicicleta:

Mis días han sido algo agitados, e incluso confusos.
Se han mezclado imágenes, vestidos, perfumes, con libros y apuntes.


Prometo que volveré a contar mis historias, a llenar de palabras estas páginas, cuando lo que el viento se llevó, vuelva con la marea. Gracias por el apoyo constante, ha sido un aliento cálido en estos días refrescantes de otoño.
Es que no es fácil llevar el inicio de las dos décadas de vida, con la responsabilidades del trabajo y el estudio.


Un abrazo en la distancia,


Alma de Diamante.

7 comentarios:

R. sin anonimato dijo...

Esperaré por esas historias, eso haré.

laura dijo...

has cumplido años??yo también acabo de estrenar la veintena y esto es muy duroooooo jaja
besitos

AdR dijo...

Qué bonita firma.
Pues si dos décadas es difícil... imagina tres y media.

Besos

A n d r e a. dijo...

Precioso:)
Ese amigo tuyo es muy afortunado al leer esto.

(L)

ALA_STRANGE dijo...

los 20 son una epoca complicada

me gustaria saber que estudias


un beso gigante

Iara Melina dijo...

el inicio de las dos décadas me pone muy nerviosa. Lindo blog.

sandocan en bicicleta dijo...

Lady Agos Beatle:

Es la mejor noticia que me podes dar. Mezclarte entre tantas cosas significa que ademas de escribir, hoy vivis tus historias. HOY BAILAS BEATLES EN ALGUNA VIEJA CASA DEL LUGAR. Y no hay nada como eso, ser lo que dicen tus versos.

No es para menos, la segunda decada siempre comienza a las corridas, tapada entre libros y horas extra de trabajo. De alguna forma ya vas a ver, como todo se acomoda otra vez. Hasta tanto aqui estare, yo y todos tus lectores ansiosos por nuevas noticias, convertidas en esas fantasticas letras y historias que nos soles regalar.
Disfruta de esta caceria de letras y frases y vuelve cuando sea el tiempo de volver. ojala que pronto!

-No te das una idea la sonrisa que me arrancaste al leer este post. Estiro los dos brazos para medir el tamaño pero no me alcanza! Gracias por tus palabras..-

un gran saludo desde la lejania.



Sandocan, un amigo en bicicleta.